Personalidad y dolor de espalda.

SEGÚN UN ESTUDIO REALIZADO EN ESPAÑA

Los pacientes de personalidad ansiosa son los que sufren mayor discapacidad a causa del dolor de espalda

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) –

   La ansiedad como rasgo de la personalidad es el factor que más incide en la incapacidad por dolor de espalda de los españoles, por encima incluso del dolor que provocan estos problemas de salud, según un estudio realizado sobre un total de 123 pacientes tratados en unidades del dolor de nueve hospitales de ocho ciudades españolas. Sus resultados se publican en la revista especializada ‘Pain Medicine’.

   Según la doctora Jenny Moix, primera autora del estudio, “investigaciones previas con pacientes anglosajones demostraban que la incapacidad por dolor de espalda estaba muy influenciada por el miedo, las conductas de evitación y el “catastrofismo”, es decir, que el dolor de espalda resulta más limitante en aquellas personas que dramatizan su situación y piensan ‘ya no puedo más'”

.”Por eso consideramos importante evaluar el efecto del conjunto de las variables psicológicas que podían influir en el grado de discapacidad: la ansiedad, la depresión y la ira, además del catastrofismo”, explica esta investigadora, profesora de Psicología en la Universidad Autónoma de Barcelona.

   Este trabajo, financiado por el Fondo de Investigaciones Sanitarias del Ministerio de Sanidad y la Fundación Kovacs, revela, según esta experta, “que el factor que más incide en la incapacidad es la ansiedad, por encima del dolor”.

   “El factor que más incide en la incapacidad es la ansiedad, por encima del dolor. Concretamente la ansiedad rasgo –es decir, lo ansioso que se siente normalmente la persona, en otras palabras, lo ansiosa que es– y no lo ansiosa que está en un momento dado”, indica.

“A partir de estos resultados, futuros estudios deberán determinar si el pronóstico del dolor de espalda y la incapacidad que causa es peor en los pacientes con personalidades más ansiosas y, en el caso de ser así, si los tratamientos orientados a mejorar la ansiedad mejoran la evolución del dolor y la incapacidad en esos pacientes”, ha indicado el doctor Kovacs.

   Más del 70 por ciento de la población de los países desarrollados ha sufrido dolor lumbar en algún momento de su vida. Por ello, las dolencias de la espalda se han convertido en la principal causa de asistencia sanitaria en la población adulta y el coste que generan anualmente equivale al 1,7% del Producto Interior Bruto.

   Los pacientes crónicos –aquellos que sufren estas dolencias durante más de tres meses–representan menos del 20 por ciento del total, pero generan más del 70 por ciento de los costes totales por lumbalgia.